[~ 8 minutos de lectura]

Al son de: Sa Ding Ding, Alive

Dicen que el sentido del olfato está íntimamente conectado con la memoria, afirmación que Proust y sus madeleines parecen haber convertido en axioma irrefutable

Personalmente no suelo venir asaltada por recuerdos irrefrenables al oler nada en particular; de hecho, hay quien pone en duda las magdalenas de Proust… pero uno de los pocos aromas que sí evocan una asociación curiosa en mí es, precisamente, el de una flor que se presenta en el jardín de mis padres cada invierno: el narciso de manojo o narciso común (Narcissus tazetta L.).

El género de los narcisos (que se denomina, ¡sorpresa!, Narcissus) es uno de esos casos en los que podríamos presumir, peninsularmente hablando, de nuestra riqueza floral, pues la península ibérica es el centro principal de diversidad de los narcisos: los tenemos de todo tipo, tamaño, y color. Los que conozco y reconozco yo pertenecen a una de las pocas divisiones de narcisos que producen manojos de flores por tallo, y no una sola, la Tazettae.

Y su perfume es embriagador; hay quien lo encuentra demasiado fuerte, rayando incluso en la vulgaridad, pero a mí me fascina (… qué dirá eso de mis gustos en perfumería, je je). Al parecer, el absoluto de narciso es una de las sustancias más caras en el mundo de la perfumería, llegando a costar 30.000$ el kg (aunque se extrae, al parecer, de una especie distinta, el muy lírico N. poeticus L.).

Pero mi propósito hoy no es hablar de perfumes o de recuerdos, sino de flores mediterráneas que cruzaron el continente asiático hace siglos para instalarse en el corazón de China, como hadas acuáticas convertidas en uno de los símbolos por excelencia del Año Nuevo chino.

Sí, aún estoy hablando de él. Narcissus tazetta.

Narcissus cf tazetta

La primera mención que recogí de esta curiosa faceta de los narcisos de mi jardín en el lejano Oriente fue en J. Goody, cuyo análisis del aspecto botánico del Año Nuevo chino en Guangdong llamó poderosamente mi atención. Junto con la mandarina y el melocotonero (especies que tenía asociadas a una larga tradición oriental de cultivo y mitología), grande fue mi sorpresa al tropezarme con que la tercera en discordia era el narciso.

Su nombre en chino, shuixian hua, se traduce, literalmente, como “inmortal del agua” (shui es agua; hua, flor); en inglés se lo llama ‘lirio sagrado’, o ‘lirio de la suerte’. Y, pese a su gran popularidad hoy en día, siendo emblema del Año Nuevo (y símbolo de buena suerte si florece en tal fecha), parece haber sido introducida hacia el periodo Song (960-1279 dC), posiblemente gracias a las rutas de comercio árabes que pasaban por la provincia de Fujian (otros apuntan a un posible regalo, supongo que a las clases pudientes chinas, ¡desde Italia! Teniendo en cuenta que Fujian es provincia costera, en el suroeste chino, hipotetizo una vía de entrada por mar, y siendo Guangdong— la otra provincia donde el narciso tiene gran tradición como flor de Año Nuevo— región limítrofe con Fujian, también costera y aún más meridional que la primera… nada, nada, que me parece a mí que este ‘hada del agua’ llegó de las aguas).

No parece estar del todo claro su estatus taxonómico (ver abajo los detalles…). Lo que sí está claro es que, lo llamemos como lo llamemos, para tener un buen año (chino), conviene conseguir que tus narcisos florezcan en sincronía con la fecha exacta a celebrar —a saber, el 19 de febrero este año 2015. Esta preocupación ha llevado al desarrollo de cuidadosas técnicas para conseguir adelantar o retrasar la floración narcisil, que no corren únicamente a cuenta de quien vende narcisos, sino también y sobre todo de quien los compra. Pues, al contrario de lo que sucede con las otras flores y frutos de Año Nuevo, los particulares se encargan de cultivar los narcisos ellos mismos, en sus casas, terrazas o balcones.

Para ello, es necesario disponer de un recipiente con agua fresca, y guijarros. Y bulbos de narciso, claro, en cuyas raíces se realizan cortes, ya sea en vertical (para conseguir tallos altos y flores atrompetadas), o en horizontal (lo que favorecería el desarrollo lateral de los narcisos, algo que aparentemente tiene como resultado ejemplares muy apreciados). Después, como en una buena carrera de caballos, hay que dosificar sabiamente las recompensas, para acelerar la marcha de maduración de las flores, y los frenazos, para aminorar un poco el ritmo. Los mecanismos principales para conseguirlo son la temperatura (a bajas temperaturas se retrasa el desarrollo y la floración, y viceversa), la luz (que controla la dirección en que van a crecer los bulbos), y trucos con agua de mar (usada para bañar el tallo y conseguir retrasar su floración… a no ser que exageremos, y entonces la retrasamos tanto, que se nos caerán todos los capullos) o pañuelos mojados.

Todo un arte para conseguir que las flores estén en el lugar adecuado, y en el momento adecuado para bendecir la casa con buena suerte para el resto del año.

breakspace-2

Aunque no tiene el estatus de otros vegetales en el arte chino, el narciso figura entre los motivos más conocidos del artista Song Zhao Mengjian (1199-c. 1267). Sus Narcissus, en el Metropolitan Museum de Nueva York, son famosos por el increíble dinamismo de sus hojas.

Narcissus, de Zhao Mengjian en el Metropolitan Museum
Detalle de la famosa pintura Narcissus, en el Metropolitan Museum, de Zhao Mengjian

En prácticamente todas las webs que he consultado, la obra aparece junto al poema de Qiu Yuan que se añadió a la pintura tras la conquista mongola (s. XIII) describiendo los narcisos de Zhao “como la única visión de vida en una tierra devastada”:

The shiny bronze dish is upset, and the immortals’ dew spilled;
The bright jade cup is smashed, like broken coral.
I pity the narcissus for not being the orchid.
Which at least had known the sober minister from Chu.

Mi traducción, más o menos chapucera, del inglés:

El brillante plato de bronce ha volcado, y el rocío de los inmortales derramado;
La clara copa de jade ha sido quebrada, como un coral roto.
Compadezco al narciso por no ser la orquídea,
Quien al menos conoció al sobrio ministro de Chu.

Para los que, como yo, no tengan de buenas a primeras ni idea de las referencias cruzadas en el poema, el “sobrio ministro de Chu” se refiere a una figura del reino de Chu en los siglos IV-III aC (aprox. el Sichuan actual), uno de los “Reinos combatientes” que dieron nombre al periodo de la historia china que tiene inicio en algún momento del s. V aC, y que finalizó con la unificación de China por la dinastía Qin en el 221 aC.

Pero volviendo al “sobrio ministro”, éste habría sido Qu Yuan, famoso literato de Chu quien, según cuenta la leyenda, se suicidó al no haber conseguido alertar a su príncipe del peligro inminente que corría el reino, ahogándose en uno de los tributarios del río Xiang, con un manojo de orquídeas atadas a la cintura.

Y de ahí, que el narciso (superviviente) sea compadecido al compararse con la sacrificada orquídea, que al menos hizo compañía a Qu Yuan en su ahogo honorable ante el devastador panorama que sigue a una conquista.

Maravillosa sensibilidad, que retoma una flor inmortalizada en una antigua derrota, para aludir a la conquista que vive el poeta que blande la pluma—bueno, el pincel.

Narciso, de Zhao Menglian
Narciso, de Zhao Mengjian (1199- c.1267), Dinastía Song del Sur. Obsérvesen las muchas flores por tallo, carácter muy tazettístico.

Pero no todo termina en el Imperio Celestial, pues, como suele suceder, las flores que llegan a China, también llegan a Japón.

En las islas del sol naciente, el narciso (suisen) es una de las plantas usadas en ikebana, dándose especial importancia a sus hojas: éstas se descomponen y re-componen para obtener un efecto más ‘estético’. Al parecer, se usa en arreglos orientados a servir como composiciones en la Ceremonia del Té (cha-bana, literalmente “té-flor(es)”).

Obra de Utagawa Toyohiro (época Edo) con narciso (suisen)
Composición Floral de Suisen (Narciso) en un plato llano verde, de Utagawa Toyohiro (1763–1828); forma parte de la colección en línea del Metropolitan Museum, que parece estar particularmente bien surtido en lo que a narcisos orientales respecta…

No he conseguido hallar mucha información ‘científica’ sobre los narcisos en Japón, pero parece estar relativamente claro que llegaron desde China ya inaugurado el primer milenio (hay quien dice época Heian, hay quien dice en la época Nara… a botepronto me convence más la Heian).

No están tan ligados a festividades de Año Nuevo (… si bien mantienen la asociación, por lo que leo aquí), pero sí hay festivales anuales de narcisos (p. ej. en la provincia de Fukui), siendo flor muy apreciada por su perfume y por el espectáculo que ofrece a la vista cuando los bulbos florecen tapizando el suelo de lugares como Echizen.

Todo un carrerón oriental para esta florecilla mediterránea, ¿no?

Así que, ya sabéis. Para celebrar botánicamente un Año Nuevo Chino, el narciso es vuestro aliado. Los del jardín de casa se me han adelantado este año, y yo sin saber nada del agua de mar… pues ahora están todos pasados.

Esperemos que a la suerte le baste con la intención.

anecdotariobutton-ES

break-pabajo-1

Bibliografía

La obra de Goody que me alertó al papel del narciso en las festividades chinas de Año Nuevo fue mi bienamada copia de Goody, J. 1993. The Culture of Flowers. Oxford University Press: 387-389.

El precio del absoluto de narciso, y escepticismos respecto a las magdalenas de Proust como gallete privilegiado para denotar recuerdos, en Turin, L. 2006. The Secret of Scent: Adventures in Perfume and the Science of Smell. Faber and Faber.

El artículo clásico sobre simbolismo floral en China es el de Koehn, A. 1952. Chinese Flower Symbolism. Monumenta Nipponica 8 (1/2): 121-146.

Descripción de los narcisos como La Flor de Año Nuevo en China, en que hace referencia a los bulbos desarrollados ‘en horizontal’, es Metcalf, F. P. 1942. Flowers of the Chinese New Year. Arnoldia 2 (1): 1-8.

Resumen-introducción con la simbología básica del narciso en China, en la obra clásica de Eberhard, W. 1986. A Dictionary of Chinese Symbols: Hidden Symbols in Chinese Life and Thought. Routledge: 248-249.

Sobre los nombres científicos/estatus taxonómico del narciso afortunado chino, hay para todos los gustos:

  • Narcissus tazetta var chinensis M. Roemer, que es la que he adoptado, en Flora of China (entre otros muchos lugares);
  • Narcissus tazetta var orientalis, en Li, H. L. 2002. Chinese Flower Arrangement. Dover Publications: 48-49 (siendo una re-impresión del original de 1959);
  • Narcissus x incomparabilis, en Bernhardt, P. 2008. Gods and goddesses in the garden: Greco-Roman mythology and the scientific names of plants. Rudgers University Press: 61-62.
  • Narcissus papyraceus (“various forms of”), en Kingsbury, N. 2013. Daffodil: The remarkable story of the world’s most popular spring flower. Timber Press: 24.

La poesía y explicación de la obra de Zhao Mengjian, está sacada de aquí.

La página web en francés donde más información se menciona sobre el narciso, suisen, es Amaryllidaceae.org (siendo Amaryllidaceae la familia a la que pertenece el narciso, entre otras muchas plantas; la información japonesa, más concretamente, aquí; también habla mucho y bien del narciso en China, aquí, con una colección de enlaces a obras de arte chinas que representan narcisos: preciosas).

Mis informaciones respecto a fechas de introducción son eclécticas–y, algunas, con grado de fiabilidad no verificado:

  • En Chen, S.-C. y Wu, Y.-X. 1982. Historical notes on Shui Xian—The Chinese sacred lily. [Creo que es en el] Journal of University of Chinese Academy of Sciences 20(3) 371-379, lo único que puedo leer del artículo, su abstract, da informaciones bastante completas sobre la llegada de la flor a China.
  • Este señor opina que los narcisos llegaron a Japón en época Nara (710-794 dC), pero no me dice de dónde lo ha sacado… ahí queda, una opinión.
  • En amaryllidaceae.org, la fecha del s. XII (época Heian) para la introducción del narciso en Japón. No veo referencias en la página concreta, pero la bibliografía del género Narcissus es impresionante… y, qué le voy a hacer, me merece más fiabilidad, tanto por lógica como por trazabilidad.

Ilustraciones

Las fotos, de una servidora. Pueden descargarse más fondos de pantalla de narcisos aquí.

Las obras de arte están sacadas de:

Enlaces & Recursos

Una guía a la clasificación de los narcisos, en la Daffodil Society.

Una excelente explicación del narciso en cuestión a nivel específico, N. tazetta, en el Jardí Botànic de València; la Asociación Amigos de los Jardines de la Oliva también tiene un artículo sobre el narciso de manojo.

Por su parte, un artículo en la revista Espores da una panorámica sobre los narcisos en sus aventuras europeas, sobre todo hacia las islas británicas.

Curioseando en la web de la provincia de Fukui, de repente han aparecido los narcisos de Echizen… está todo en japonés, y como mis estudios nipones han quedado bastante abandonados en los últimos tiempos, la verdad es que no sé qué pone la web, peeero si alguien tiene curiosidad, aquí está la dirección. También en Shizuoka parecen ser famosos los paseos entre narcisos.

A los amantes de los haiku, aquí se cita uno que tiene al narciso como coprotagonista (de Buson, 1715-83).

Curiosa referencia en Wikipedia a un lenguaje de las flores japonés, hanakotoba, en el que el narciso significaría “respeto”. Hmm. Me lo apunto para futuras investigaciones…

Sobre perfumes y narcisos, tengo debilidad por los escritos de Olibanum; también he consultado, a modo de curiosidad, Smelly Blog.

Anuncios

Un comentario en “Say it with narcissi: Aspectos florales del Año Nuevo Chino, &etc.

  1. No tenía ni idea de que en el ikebana se hiciera una deconstrucción de los narcisos. Ahora mismo no tengo muy presente su perfume. Eso sí, como fan de la mitológica griega, recuerdo a la perfección la leyenda que hay detrás del nombre de esta flor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s