[~ 9 minutos de lectura]

Al son de:  Natacha Atlas feat. Myra Boyle, When I Close My Eyes

Sí, este es un artículo raro. No suelo prodigarme en cuestiones vegetófilas prácticas de este tipo, más bien abundantes en la red. Para colmo, tampoco sé si tiene mucho sentido escribir en castellano sobre cómo teñirse el pelo con alheña, dado que jamás he visto venderla en polvo por aquí.

Pero como tengo a una persona que sí tiene alheña y ganas de probarlo dentro de unos meses, este artículo adaptado del original inglés  va por ella. Carissima, così puoi praticare un po’ ;)

Empecemos con una aclaración:

en español, la palabra henna (ni jena, ay, por favor) no tiene sentido.

No, no, y no.

Es ALHEÑA.

Palabra de origen árabe que proviene de al-ḥinnā; ḥinnā designa a la planta Lawsonia inermis L., y de ahí se adapta al inglés como henna.

Pero nosotros ya lo adaptamos hace muchos siglos, leñe. Por eso reivindico con gran énfasis y convencimiento la preciosa palabra alheña, que incorporamos a nuestro léxico mucho antes de que los angloparlantes la conociesen.

No hay diferencia de vocabulario para planta, hojas en polvo, pasta de alheña. La henna no sale de la alheña, ES alheña.

He dicho.

Bien, ahora ya puedo empezar a cantar las maravillas de este tinte natural que adoro (estás avisad*. No soy imparcial).

No crecí en una familia que emplease alheña, y tampoco fui de las que se apuntó a la moda mehndi cuando Madonna sacó su archifamoso videoclip Frozen.

No; yo me tropecé con ella, y terminé usándola, como investigadora curiosa recién salida de la universidad.

Tuve la gran suerte de descubrir que mi erboristeria vendía alheña pura en polvo a un precio más que razonable, y desde que la probé hace ya siete años, la uso para teñirme el pelo al menos una vez al año.

Pelo castaño teñido con alheña (Lawsonia inermis)
Y el resultado tiene esta pinta, visto al solecito veraniego.

¿Por qué empleo alheña?

Tres razones principales: el color, la historia, y el proceso (… que es fantásticamente engorroso, y —seamos sincer*s— sucio).

El olor, la textura, el ritmo… he llegado incluso a disfrutar de la incomodidad que supone, y llevo las manchas color naranja chillón en las manos como una medalla de honor (… menos cuando es tu boda. Chicas, os aconsejo vivamente no teñiros con alheña sin guantes durante los días antes de vuestra boda. Es una mala idea).

Me gusta que mis tintes sean lo más naturales posibles; me gusta saber que estoy siguiendo un proceso más o menos igual al que ha sido usado para teñirse el pelo durante siglos: hojas en polvo de alheña, y vinagre aguado*.

*No siempre ha sido (ni es) vinagre, que conste. Pero es lo que he empleado últimamente.

Sin embargo, entiendo que si lo de cochambrosillo y lento no es lo tuyo, y te importa un pimiento si tus tintes son naturales o no, pues quizás la alheña no sea la opción que más te convenga.

Cómo emplear la alheña para teñirse el pelo

… ¿Sigues ahí?

Bien. Vamos a divertirnos.

En primer lugar, debes saber que hay mucha gente que escribe sobre alheña (más en inglés que en español, eso es cierto), y sin embargo no entienden muy bien el proceso, la naturaleza de la planta o su molécula colorante, el lawsone (2-hidroxi-1,4-naftoquinona).

Siendo como soy una investigadora tiquismiquis que quiere hacer las cosas como toca, pues no podía fiarme del consejo de cualquiera. No, yo quería encontrar a alguien con autoridad, que no me soltase una sarta de tonterías pseudocientíficas sin datos que las corroborasen.

Hay muchas recetas por doquier, pero ¿de quién te fías? ¿Es mejor mezclarla con yogur? ¿Con zumo de limón?

Mi mantra: enséñame los datos.

No tardé mucho en encontrar a la que se ha convertido en mi guía imprescindible en el mundo de la alheña: Catherine Cartwright-Jones, una de las principales expertas en el tema que además tiene una lista de recursos (gratuitos y libremente disponibles) de un sinfín de aspectos relacionados con la alheña, que recomiendo de todo corazón.

Por eso, cuando llega el momento, saco su guía Henna for Hair (sí, sólo está en inglés de momento…), y sigo sus instrucciones.

En mi caso, el proceso se desarrolla más o menos de la siguiente forma:

Ingredientes

Henna leaf powder in a bowl

  • Polvo de alheña (yo lo compro a 2.50€ los 100g, en la erboristeria de la esquina en Italia. En España, pues, erm, no…)
  • Suficiente vinagre / zumo de limón / líquido ligeramente ácido para mezclar con el polvo;
  • Cuenco y bolsa de plástico;
  • Gorro de ducha;
  • Horquillas;
  • Si logras usarlos, guantes (de lo contrario, vete haciéndote a la idea de terminar con las manos naranjas).
  • Toalla vieja, barreño.

10 pasos para teñirte con alheña

Tiempo aproximado: unas 8 horas para que la alheña suelte el tinte + 30-45 mins (para pelo medio-largo) de aplicación + 10 horas de espera (+30-45mins para lavarte el pelo y sacarte los restos).

Primera parte: póntela (o pónsela… si eres la ayuda de cámara de otro)

1) Compra la alheña en polvo (en mi caso, empleo unos 300g con resultados decentes).

hair-length
Aquí ya estaba enalheñado, pero así te haces una idea de la longitud de pelo a la que me refiero.

2) Escoge un día que vayas a poder estar en casa y dejar el baño hecho un asco. Si es verano, mejor que mejor: el calor ayuda a que la alheña suelte el tinte y que se agarre bien al pelo.

3) La noche anterior, mezcla la alheña con un líquido ácido, lo que tengas más a mano, y déjala reposar tranquilita hasta la mañana siguiente (yo la mezclo en un cuenco y la cubro con una bolsa de plástico para asegurarme de que está calentita, y que no tenga excesivo contacto con el aire, para evitar su oxidación).

4) Levántate temprano y echa un vistazo a la mezcla. Tienes que obtener una textura de yogur espesito; añade líquido si hace falta (pero sin pasarse, que luego te chorreará por todo, y será peor). Y prepárate para el festival…

5) Ponte los guantes (yo no, porque soy incapaz) y desnúdate de cintura para arriba si lo estás haciendo sol*. Es la mejor manera de evitar terminar con ropa manchada (que me ha pasado. En su momento lo intenté con un trozo de plástico grande por encima de los hombros, pero era un lío… Claro que, si alguien te está ayudando, quizás te baste con poner tus hombros a salvo).

6) Divide tu pelo (limpio) en secciones lo mejor que puedas. Si tienes el pelo tan largo como yo, probablemente sea complicado. Sujeta las secciones con horquillas, pinzas, o lo que tengas a mano (ten en cuenta que se mancharán, y que tendrás que cogerlas con las manos llenas de pasta de alheña).

Henna-covered hair closeup
Esta es la pinta que tiene visto de cerca. Posiblemente hubiese podido emplear más pasta de alheña, pero salió estupendamente de todas formas…

7) Enlodaza cada mechón con la pasta de alheña, desde la raíz a las puntas. Nada de tacañería: embadurna bien cada sección, lo suficiente como para que, si arrebujas un mechón y lo aplastas contra tu cráneo, se quede ahí pegado y quietecito (esto es utilíiiisimo si tienes el pelo largo: vas “pegando” los mechones alheñados uno a uno, y así no molestan —y  evitas ponerlo todo perdido).

8) Tres cuartos de hora más tarde, podrás estirarte y celebrar el fin del embadurne con una danza de la victoria. Antes, sin embargo, ponte un gorro de ducha. Llevarás alheña alrededor de tus orejas, en la nuca, en las sienes… tú no te preocupes. Podrás sacártela fácilmente una vez se seque, y la mancha naranja desaparecerá relativamente deprisa.

Cabello enalheñado con gorro de ducha cubriéndolo

(Pero tus manos… ahem. Prepárate para conversaciones interesantes cuando intercambies un apretón de manos con alguien. Te van a preguntar.)

9) Deberás esperar un mínimo de 2-3 horas, pero personalmente yo prefiero dejármela puesta todo el tiempo que puedo (la última vez que lo hice, terminé de aplicarme la alheña a las 8:30 de la mañana, y me la quité diez horas más tarde). Cuanto más tiempo la dejas, más intenso puede salir el color.

Segunda parte: sácatela (también llamado La Ducha de Tu Vida)

10) La alheña que se emplea para teñir el pelo no es más que hojas secas y pulverizadas de planta; por eso, cuando terminas el proceso tu pelo estará lleno de una especie de arenilla que vas a tener que eliminar.

Aviso: se tarda un siglo —y, aún peor, se usan montones de agua.

Y como a mí me educaron con una fuerte conciencia ecológica en lo que al agua respecta (entre otras muchas cosas), no soy capaz de llenar una bañera entera (ya no digamos dos) para librarme de la alheña en el pelo.

Podría seguir la recomendación de la guía Henna for Hair y llenar un cubo de agua caliente para meter dentro la cabeza y agitarla… Lo que pasa es que la arenilla no se va, sobre todo si tienes el pelo largo. Tendrás que meter las manos y frotar para quitarte de encima el máximo de limo vegetal del pelo.

Messy bathroom post-henna session
Es un desastre porquerioso. Hay que hacer las paces con ello.

Por eso el mecanismo que empleo yo es el del cubo y la jarra (o botella): me echo agua con la ayuda de una botella, frotando y escurriendo con las manos, y la pasta de alheña va cayendo dentro del cubo hasta que se llena.

Luego, vaciar cubo (la alheña se queda en el fondo como un fango… por eso, cuidado si tienes tuberías con tendencia a atascarse). Y repetir.

Y dale que te pego una y otra vez, ayudándote con las manos para apretar y escurrir porque el agua sola no se va a llevar los restos de alheña.

Para esto, ahem, también recomiendo no llevar ropa encima —al menos, nada que te sepa mal tirar, jubilar o relegar al cajón para ropa de andar por casa. Las fases finales del proceso terminan en la ducha.

Nunca logro quitármela toda el primer día, pero tampoco pasa nada. Aconsejo emplear una toalla vieja (o de color rojo/naranja) para secarse el pelo a continuación. Y como mi pelo deja mancha incluso siete u ocho duchas después del tinte, conservo mi toalla vieja a mano para la ocasión.

Henna-stained hand palm

Sí, es un proceso caótico. Y un poco sucio, y si lo describes poc*s te dirán que se mueren por probarlo.

Sin embargo, en mi opinión el resultado vale la pena.

(Menos lo de las manos. Les tengo cariño ya, pero… la gente me mira raro durante semanas).

A riesgo de sonar como un anuncio de champú, diré que la alheña deja el pelo brillante y con unos reflejos cobrizos increíbles. Tras la tinción del año pasado me piropearon amig*s y conocid*s (… y desconocid*s también. Muy desconcertante), algo que no es en absoluto normal para mí… pero se ve que con alheña, estas cosas pasan.

Si te animas, te garantizo que no olvidarás nunca la experiencia.

¡AH! Contraindicaciones: NO emplear alheña si sufres de favismo. Bad idea.Aquí te explico el porqué.

Hennaed-hair (and, erm, hands)
Sí. MUY naranjas, uñas incluidas. Sólo tras 45 minutos de tenerlas enfangadas en la pasta de alheña. Estás avisad*.

anecdotariobutton-ES

break-pabajo-1

Recursos & Aclaraciones

¿Dónde comprar alheña en polvo? Sinceramente… en España no lo sé. Nunca la he comprado aquí, y la gente se arma unos líos con la “henna en polvo” (henna… GRRRRRRR) que dan miedo. Yo la compro y la aplico en erboristerie (no, no le falta una H…) italianas, donde tienen buen producto a precio razonable.

Aclaraciones: LA ALHEÑA (henna) ES UNA ÚNICA PLANTA. Un único tinte vegetal.

No existe la “henna color castaño caoba“, o la “henna rubio ceniza“, ni cosas de esas. Las tonalidades distintas al rojo cobrizo propio de la alheña se consiguen, con mayor o menor fortuna, con otras plantas distintas.

Lo que esas marcas quieren decir es “tinte natural color castaño caoba”, mezclas que tal vez incluyan Lawsonia inermis en su mezcla, o quizás no. La “henna negra” natural no es alheña sino índigo (cf Indigofera sp), y el modo de teñirse el pelo puede variar respecto a los pasos empleados para la alheña.

Repito, para quien entienda inglés y quiera acercarse al mundo de la alheña en polvo para teñirse el pelo: aconsejo descargar y emplear la guía de Catherine Cartwight-Jones Henna for Hair, cuya última versión, por cierto, está espléndidamente elaborada.

Ilustraciones

Todas las fotografías son obra de R, o de Maria Luisa Diana (salvo las chapucerillas con los ingredientes en la mesa y el lavabo hecho un desastre). Grazie mille ad entrambi! <3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s