5 reglas fáciles para no expert*s

[~ 5 minutos de lectura]

Al son de: Goo Goo Dolls, Lucky One

 

Sí, lo sé: nadie te lo explicó en su momento.

Imagínate que a mí me lo contaron ¡en primero de carrera de biología!

Como si sólo quienes se dedicarán profesionalmente (se supone) al estudio de la naturaleza tuviesen que saber cómo se escriben los nombres de los organismos vivos. Como si no fuese parte de la cultura general que es deseable llevar en el bolsillo.

Pero yo creo que sí es fundamental saber cómo escribir bien los nombres científicos de cualquier ser vivo. Aunque vengas de humanidades. Sobre todo si vienes de humanidades (pocas cosas hay que resten más credibilidad ante alguien “de ciencias”, que chapucear sin querer en la nomenclatura científica).

Y es que, encima, es ridículamente fácil hacerlo bien una vez que te lo han explicado.

Tres reglas de oro + dos de plata. Aunque todos mis ejemplos serán de plantas, las tres primeras reglas son aplicables a todo el mundo (las otras dos ya son un pelín más específicas al reino vegetal).

Saca papel y lápiz, y toma nota. (O añade este artículo a marcadores; o descárgate el PDF al final, para referencias futuras)

Regla #1: Iban de dos en dos…

En el carné de identidad de cualquier ser vivo tienen que figurar dos palabras, que configuran su nombre binomial. La primera determina el género; la segunda, la especie.

Regla #2: Mayúscula-minúscula

En tiempos pasados las cosas eran distintas, pero hoy en día las reglas son claras:

Género: primera letra en mayúscula. Especie: todo en minúscula.

Sin peros, sin excusas.

Regla #3: Inclinados (en cursiva)

Siempre, siempre escritos en cursiva.

¿Que escribes a mano y la cursiva es complicada? Bueno, vale. Pero entonces se subrayan. Always.

como-escribir-nombrescientificos-bien
Las tres reglas de oro, resumidas para el arrayán.

Con estas tres, ya estás servid*.

Ahora, si quieres profundizar en lo (poco) que queda de nomenclatura científica, hay otras dos:

Regla #4: Para abreviar…

Cinco sub-apartados para terminar de dominar el tema:

# 4.1 Ahorrar esfuerzos genéricos

Pongamos que tienes una lista de especies del mismo género, como p. ej.:

Salvia sclarea, Salvia nemorosa, Salvia somalensis, Salvia fulgens, Salvia rypara.

Mucha Salvia, ¿no? Pues para ahorrar papel, tinta, y tiempo, puedes abreviar de la siguiente forma:

Salvia sclarea, S. nemorosa, S. somalensis, S. fulgens, S. rypara.

Oséase: en una lista de especies del mismo género, éste puede abreviarse (primera letra mayúscula y un punto) después de haber escrito el nombre binomial completo de la primera de la lista.

(La primera mejor no abreviarla, porque entonces nadie sabrá de qué género estás hablando).

Consejo: ¡ATENTOS con los correctores ortográficos! Pues al abreviar el género, los muy ladinos te ponen en mayúscula el nombre (epíteto) específico sin avisarte ni nada, y hay que rebobinar para corregirlo.

#4.2 Especies indefinidas

– Si quieres hablar de muchas especies pertenecientes a un mismo género (p. ej. “las rosas”), se indica con las letras spp:

Rosa spp (múltiples especies del género Rosa)

<

p style=”text-align:justify;”>
- Si no quiero definir la especie, entonces me basta con añadir sp detrás del género:

Rosa sp (el género Rosa, especie indefinida)

#4.3 Allende la especie

No termina todo en la especie, no; también podemos hablar de subespecies, variedades, cultivares… (de todos ellos, la categoría de cultivar es la que, evidentemente, delata la acción humana; los otros dos pueden surgir por procesos evolutivos naturales)

¿Cómo? Pues añadiendo nombres detrás de la base binomial: Genero especie subsp fulanita, var menganita, y así. Los cultivares se especifican entre comillas simples (‘Como aquí’).

Este es un endemismo almeriense... familia de las Labiadas.
Este es un endemismo almeriense… familia de las Labiadas.

Estas abreviaturas (sp, spp, subsp, var…) no van en cursiva. Recordemos la Regla#3: en cursiva van género y especie —y también los nombres subespecíficos y de variedad correspondientes (ej. Sideritis pusilla subsp alhamillensis, o Rosmarinus officinalis var palaui).

#4.4 Cruces liosos

Las plantas son puñeteras, al admitir un montón de híbridos entre especies (¡incluso entre géneros!). Para reconocer cuándo un nombre científico se refiere a un híbrido, la pista está en la X… literalmente:

Lavandula x intermedia

¿Hay una X entre género y especie? Híbrido al canto. (Es cierto, no siempre aparece la X indicada… a veces, por tradición o desconocimiento, no se indica. Pero si está, seguro que es híbrido.)

#4.5 Dar al César lo que es del César…

e indicar, para cada especie (o categoría taxonómica), quién la describió correctamente. Este corolario es sobre todo de cultura taxonómica: te ayudarán a saber qué significan esas letras que a veces hallarás junto al nombre binomial de una especie.

Por ejemplo, el laurel. En su carné completo pone:

Laurus nobilis L.

Esa L. es abreviatura del botánico que describió el laurel con su nombre binomial por primera vez, Linneo. (Y recordemos Regla#3: estas letras tampoco van en cursiva, porque no son ni género, ni especie, ni allegados). Ay, sí: los nombres científicos tienen muchas historias que contar

Cuando veáis escritas dos abreviaturas ‘de autor’, y una entre paréntesis, significa que el vegetal fue descrito (incorrectamente) primero* por el autor cuyo nombre está entre paréntesis, y rebautizado (correctamente, se espera) por el otro autor.

*Esto… bueno. Tiene su qué. La historia de la nomenclatura científica es un poco más complicada que eso, pero aquí aceptemos pulpo como animal de compañía.

Regla #5: Y en caso de duda…

Dudas. Tod*s, incluso l*s “de ciencias”, las tenemos.

Y es que la nomenclatura no descansa jamás, y a la mínima que te descuides, ¡zas! Ya le han cambiado el nombre a tu especie preferida; o el género, o incluso la han cambiado de familia.

Dos formas de lidiar con la duda:

Crocus cf sativus
Crocus cf sativus. Que es el azafrán : )

1) Indicar que no estás segur* de tu identificación, que a mí me enseñaron a hacer con las letras cf:

– Crocus cf sativus (“es un Crocus, pero no estoy segura al 100% del sativus”)

– cf Crocus sativus (“creo que es un C. sativus, pero no pondría la mano en el fuego”)

2) Comprobar si el nombre que estás empleando existe, o si está pasado de moda (oséase, es un sinónimo).

Para esto no ir a Wikipedia, no, no y no. Si queréis presumir de profesionalidad, hay que ir a comprobarlo a la base de datos más actualizada y consultada para cuestiones taxonómicas, The Plant List.

Que es facilísima de emplear (pero ojo, pues si cometéis alguna falta de ortografía al escribir el género, no os dará sugerencias alternativas). Y os dará sinónimos y nombres aún no resueltos además de los oficialmente aceptados por la comunidad taxonómica, que es quien se encarga de estas fiestas.

breakspace-2

En resumen, mi querid* padawan, estas son las 5 reglas para escribir correctamente un nombre científico:

#1 – Dos palabras (género + especie),

#2 – La primera empieza en mayúscula, la segunda toda en minúscula,

#3Escritas en cursiva (o subrayadas, si es a mano),

#4 – Admiten abreviaciones (hay unas cuantas), pero

#5 – Ante la duda, déjalo indicado o consulta The Plant List.

anecdotariobutton-ES

break-pabajo-1

Anuncios

8 comentarios en “Cómo escribir nombres científicos correctamente

    1. ¡Hola Miguel! Si te refieres al editor de textos Microsoft word… pues no :) no hace falta.
      Lo imprescindible son las cursivas, siempre.
      Si luego quieres destacarlo y ponerlo en negrita, para que salte a la vista, puedes hacerlo tranquilamente, pero ya es totalmente opcional!

      Me gusta

  1. Hola! Y si tengo que poner nombre científico y común? Primero el nombre científico en cursiva y luego entre paréntesis el nombre común?
    Saludos desde la Patagonia Argentina!!!

    Me gusta

    1. ¡Hola Mariana! Pues como tú prefieras: puedes poner el común primero, y luego el nombre científico entre paréntesis (y en cursiva), o viceversa. En general, y a no ser que tu lector(a) sea especialista en el tema, yo prefiero poner primero el común, y luego la información extra (su carné de identidad científico) entre paréntesis, para quien esté interesad* en saber ese detalle ;)
      Un saludo desde la otra parte del charco, preciosa naturaleza me dicen que tenéis por allá!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s